“El gobernador de Morelos no es jefe del fiscal y eso genera confrontación política”

Resulta difícil señalar el inicio de la última temporada de horror en Morelos. Depende del interlocutor, unos apuntan a la foto de Cuauhtémoc Blanco con supuestos criminales divulgada este mes, otros al asesinato del activista Samir Flores a principios de 2019, otros más a la detención de La Jefa, cabecilla de un grupo criminal, a finales del año pasado, o a la decapitación en prisión de otro líder criminal meses atrás, o al ataque a balazos contra unos sindicalistas en el zócalo de Cuernavaca, la capital del Estado, a inicios de 2019… La lista es interminable.

Como ocurre en regiones a lo largo y ancho de todo México, Morelos vive pendiente de su relación con el crimen. Bisagra entre Guerrero y Ciudad de México, el territorio ha comunicado durante décadas zonas serranas productoras de marihuana y heroína con los nudos logísticos de la capital. La dinámica criminal respondía a este paradigma hasta hace unos años, pero la caída de precios de la marihuana y la amapola y la proliferación de opiáceos sintéticos como el fentanilo han cambiado la lógica.

También la fragmentación constante de los grupos criminales ha modificado el panorama. Rota la relación directa y excluyente entre el crimen y las drogas, quebradas las viejas alianzas entre delincuentes y autoridades, las mafias apuntan al ámbito municipal, muchas veces incapaz de enfrentar amenazas o extorsiones. En entrevista con EL PAÍS, el fiscal de Morelos, Uriel Carmona, constata la indefensión del ámbito local. Aunque han detectado esquemas en que la cercanía de los alcaldes con el crimen es buscada, predomina, asegura, “el método de plata o plomo”.

Carmona repasa sus años al frente de la dependencia, las sospechas por su cercanía con el antecesor de Blanco, Graco Ramírez y su enfrentamiento con el gobernador, Cuauhtémoc Blanco, que surge en la conversación casi sin preguntar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *