Los servicios de inteligencia de EE UU informaron a Biden de que el Kremlin había ordenado la invasión de Ucrania

El presidente estadounidense reúne al Consejo de Seguridad Nacional, habla con Macron y cancela su viaje a Wilmington ante la escalada de tensión.

Los servicios de inteligencia de Estados Unidos recabaron la semana pasada la información de que el Kremlin ya había ordenado proceder a la invasión de Ucrania, según fuentes de la Administración de Joe Biden citadas este domingo por The New York Times y The Washington Post. Este dato es lo que llevó al presidente a señalar el viernes, por primera vez, que consideraba que Vladímir Putin ya había “tomado la decisión” de atacar la antigua república soviética.

Washington ha optado en esta crisis por difundir todos los planes que, según sus servicios de inteligencia, Moscú ha estado urdiendo en torno a Ucrania, con el fin de cortarle el paso y la capacidad de sorpresa. Para Biden, los últimos movimientos del Kremlin, como el refuerzo de tropas, las maniobras militares y la tensión en la región separatista de Donbás reafirman la solidez de la información obtenida hasta ahora, incluida la referente a un falso ataque que Rusia usaría como pretexto para invadir Ucrania.

Las noticias sobre la supuesta orden de Putin la semana pasada se publicaron tras otra jornada de tensión. Biden reunió al Consejo de Seguridad Nacional en la Casa Blanca para abordar la crisis y decidió cancelar en el último momento el viaje previsto a Wilmington (Delaware), su ciudad, con motivo de la festividad del Día de los Presidentes, que se celebra este lunes.

El líder norteamericano habló alrededor de 20 minutos con el francés Emmanuel Macron tras la conversación de este último con Vladímir Putin. Según el Elíseo, Macron logró arrancar de Putin un compromiso para intentar pactar un alto el fuego en la línea de contacto del este de Ucrania. Además, este lunes se reunirán representantes de Rusia, Ucrania y la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE).

Los aliados apuran la vía diplomática para tratar de evitar una guerra que, a su juicio, Putin está más dispuesto a empezar. Por la mañana, el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, subrayó que todas las acciones emprendidas por Moscú sugieren una agresión inminente a Ucrania. “Todo lo que estamos viendo apunta a que esto va muy en serio, que estamos al borde de una invasión”, señaló en una entrevista en la cadena CNN.

El jefe de la diplomacia estadounidense mencionó las tensiones en Donbás y ha recordado el plan atribuido al Kremlin de fabricar un “falso ataque” contra Rusia con el fin de justificar una nueva intervención militar sobre la antigua república soviética. También citó las maniobras militares que Moscú ha puesto en marcha en Bielorrusia, que han movilizado, dice, hasta 30.000 soldados y que se suponía que debían regresar a Rusia este fin de semana, pero permanecerán en el país aliado. “Todo esto junto nos dice que el guión que presentamos sigue avanzando”, añadió Blinken.

Como apuntó el presidente, Joe Biden, el pasado viernes, Blinken señaló también este domingo que cree que Putin “ya ha tomado la decisión” de invadir Ucrania, pero insistió en que Biden está dispuesto a hablar con el líder ruso para evitarlo hasta el último momento.

La agresión parece cada vez más probable para desesperación del presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, que ha reclamado abiertamente a sus aliados occidentales que no esperen más y adopten ya un paquete de sanciones contra Rusia, responsable, según los aliados, de varios ciberataques e intentos de desestabilizar el Gobierno de Kiev. Preguntado sobre esto en la cadena CBS, Blinken respondió este domingo que las sanciones previstas —y muy publicitadas por Washington— buscan “disuadir” a Rusia de una posible agresión y que “una vez se activan, se pierde ese poder de disuasión”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *