Francia Márquez, el fenómeno electoral colombiano

La líder ambiental obtuvo más votos que el candidato del centro Sergio Fajardo sin haber ocupado cargos públicos y con una campaña que comenzó hace solo tres meses.

Francia Márquez no ha hecho más que sonreír tras estas inéditas primarias. Aunque no ganó la consulta de la coalición de izquierda, el Pacto Histórico, donde arrasó como era de esperar Gustavo Petro, en su sede de campaña todo ha sido fiesta: “El pueblo no se rinde, carajo”, cantan y bailan con un estribillo que la ha hecho conocida y se entonaba durante las protestas sociales de 2021. No es para menos, la líder ambientalista se ha convertido en el fenómeno electoral colombiano.

Con casi el 97% de mesas de votación escrutadas, obtuvo 757.000 papeletas y se convirtió en la tercera aspirante más votada, por detrás de Gustavo Petro y Federico Gutiérrez, en la derecha. Márquez no solo superó en votos al exalcalde de Medellín Sergio Fajardo, tres veces candidato presidencial (que logró 701.000 en la consulta de centro), y dejó atrás a políticos con reconocimiento en el país como el exministro Alejandro Gaviria o el exgobernador de Boyacá Carlos Amaya, sino que logró crecer una campaña en apenas tres meses sin ser una figura reconocida en todo el país.

Con su votación, Márquez ha sido la representante de las mujeres en unas elecciones que adolecen de precandidatas, salvo Ingrid Betancourt, que se presenta por fuera de las coaliciones. La líder social es la que ha puesto en la agenda pública y los debates los asuntos centrales como la desigualdad económica de las mujeres y la despenalización del aborto, que apoya abiertamente. Ha sido reconocida por Angela María Robledo, reconocida feminista y antigua fórmula vicepresidencial de Petro en 2018: “Adelante mujer valiente”, escribió Robledo.

Nacida hace 40 años en La Toma, un pueblo de afrodescendientes del Cauca, denunció la minería ilegal de oro que estaba acabando con el río Ovejas y poniendo en riesgo de desplazamiento a multitud de habitantes, pues da sustento a 250.000 personas de su comunidad. Organizó a 80 mujeres locales y caminó con ellas durante 10 días y 350 kilómetros hasta Bogotá. Protagonizó una marcha de resistencia hasta el Parlamento de Colombia para hacerse escuchar y obtuvo el Premio The Goldman Environmental 2018, conocido como el Nobel ambiental.

Ahora consiguió un logro de carácter nacional con su movimiento Soy porque Somos. Aunque obtuvo el 15% de los votos de la coalición de izquierda, donde el ganador indiscutible fue Gustavo Petro con el 80% (4,3 millones de votos), supo crecer sus apoyos en poco tiempo. De hecho, al menos la mitad de sus votos los conquistó en Bogotá. “Saludamos con alegría este gran paso. La votación que hemos obtenido ha sido super importante para el desafío que tenemos, ganar un proyecto de cambio y transformación que ponga la vida en el centro. Saludo a los nadies, a las nadies de Colombia, esos que nos acompañaron desde las montañas, llanuras y barrios de este país”, dijo en la tarima junto a Gustavo Petro.

La mujer, que es estudiante de Derecho y agricultora, se sumó al Pacto Histórico, donde se comprometieron públicamente a darle al segundo en la consulta la llave para acompañar a Petro como vicepresidente, pero en los últimos días voceros de la campaña dijeron que optarían por otro candidato a vicepresidente para acercar a sectores liberales. Recia y directa, ya había increpado a Petro cuando éste no incluyó a candidatos afro en los primeros lugares de las listas al Congreso. Petro lo admitió pero no cambió su decisión: “Francia Márquez tiene toda la razón a su reclamo. El colegio electoral del Pacto se voló el renglón étnico. Lo hizo por contradicciones internas de los partidos, pero supeditó un principio general: la inclusión de la diversidad étnica de Colombia”.

La alta votación de esta líder ambiental envía un mensaje en un país donde cada día son asesinados líderes sociales. Colombia es precisamente uno de los países más peligrosos para quienes defienden el territorio y defienden el medio ambiente. Francia Márquez se ubica entre esos defensores.

Con ella en el segundo lugar, queda por verse si Petro mantiene su palabra y de paso restablece las relaciones con las feministas, uno de los flancos más débiles del candidato de la izquierda. Más allá de lo que decida Petro, Francia Márquez se ha instalado como la sorpresa política de un país que lleva años con repitiendo los mismos nombres.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *