Elon Musk renuncia a comprar Twitter con deuda vinculada a sus acciones de Tesla

El inversor tendrá que poner más dinero de su bolsillo o sumar más socios al proyecto.

Desde que Elon Musk anunció que compraba Twitter, es mucho menos rico. Las acciones de Tesla, su principal propiedad, han perdido en torno a un 40% de su valor en Bolsa. La caída se debe en parte a la evolución del mercado ante el temor a un menor crecimiento, a la subida de los tipos de interés y otras incertidumbres. Pero otra parte se debe también a que la oferta sobre Twitter ha lastrado indirectamente a Tesla. Musk ha decidido intentar cortar ese vínculo y ya no financiará su opa con deuda vinculada a sus acciones de Tesla.

El magnate anunció un plan para comprar Twitter en parte con unos 21.000 millones capital propio y en parte con deuda. La deuda, a su vez, era de dos tipos: hasta 12.500 millones de dólares con un préstamo cuya garantía serían sus acciones del fabricante de coches y otros 13.000 millones, garantizados por los propios activos de la red social comprada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *