Las dos denuncias de Cecilia Monzón que ayudaron a detener a su presunto feminicida

La abogada había denunciado al padre de su hijo, el excandidato a gobernador Javier López Zavala, por abandono e impago de la pensión alimenticia del niño de cuatro años.

La investigación del feminicidio de la abogada Cecilia Monzón en Puebla ha provocado las primeras detenciones. Este martes la Fiscalía local anunciaba la detención de Javier López Zavala como presunto autor intelectual del asesinato. La abogada había denunciado al político años atrás por abandono de menor e impago de la pensión alimenticia del hijo de cuatro años que tenían en común.

Esa ha sido una de las claves para que las autoridades detuvieran al exdiputado priista por las denuncias que ya tenía en su contra. La fe que Monzón tenía en la Justicia sirvió para tejer la red que ha atrapado a su supuesto asesino. El mismo que días después del feminicidio se puso en contacto con la familia para darles el pésame. “Mi hermana hizo lo que tenía que hacer. Ella consideró que tenía que reivindicar el derecho de su hijo a esa pensión alimenticia y a denunciar el abandono. Utilizó el derecho para lo que supuestamente fue concebido”, dice Helena Monzón en declaraciones a EL PAÍS. El imputado tendrá que hacer frente a varias causas abiertas en la Fiscalía de Puebla.

Una semana antes de que la asesinaran, la propia Monzón se quejaba de que las denuncias contra López Zavala estuvieran atascadas en la Fiscalía y acusaba al político de esconder sus bienes para no tener que pagar la manutención de su hijo. “Este señor a pesar de que fue secretario de Gobernación, diputado federal, diputado local y que tiene muchos negocios puso sus bienes a nombre de sus papás y de una pareja alterna con la que tiene tres hijas”, se ve decir a la abogada en un video que publicó en sus redes sociales.

“El señor da el 10% de la pensión fijada por el juez mientras que las mujeres nos endeudamos. [Los hombres] llevan un juicio hacia arriba para que tú firmes cualquier pendejada, pero no voy a firmar y voy a llegar hasta donde tenga que llegar aunque me tengan así”, afirmaba Monzón mientras se apretaba el cuello con las dos manos y abría sus dos grandes ojos azules. “Así tenga que vender el alma al diablo este juicio se acaba y se acaba bien; y si lo tienen que resolver los federales, así se va a resolver y a la chingada”, terminaba diciendo, en referencia a escalar su caso a una instancia superior.

Después de los avances en la investigación, Helena Monzón, abogada como su hermana, dice que confía en la investigación que hasta ahora está haciendo la Fiscalía y espera que el caso no se estanque y acabe frente a un juez. “La Fiscalía y yo consideramos que hay elementos sólidos para imputar al presunto feminicida”, señala y agrega que, de acuerdo a las autoridades, hay pruebas sólidas que vinculan a López Zavala con los presuntos autores materiales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *