Ken Salazar: “Tenemos que quebrar las cadenas de criminalidad en la frontera”

El embajador de Estados Unidos en México habla con EL PAÍS sobre los acuerdos para ordenar la migración en América, la seguridad en la frontera y los planes energéticos del Gobierno mexicano.

El embajador Ken Salazar (Alamosa, 67 años) se detiene frente a una fotografía del histórico líder campesino César Chávez al llegar a su residencia en Ciudad de México. El diplomático estadounidense observa detenidamente, por primera vez, la imagen capturada por el fotógrafo Alan Pogue en la que Chávez da un discurso sobre los derechos de los trabajadores agrícolas en 1978. Es miércoles y Salazar recibe desde Washington esta y otras piezas de arte que decorarán la residencia mientras sea embajador en México. La selección habla de sus intereses: el arte chicano, los muralistas mexicanos y algunas fotografías panorámicas de las rutas en el desierto por las que los migrantes cruzan la frontera hacia Estados Unidos.

El veterano político de Colorado lleva nueve meses en México y desde entonces ha mediado entre las Administraciones de Joe Biden y Andrés Manuel López Obrador en todo tipo de asuntos: desde los planes regionales de migración, pasando por una nueva estrategia de seguridad, y hasta la reforma energética del presidente mexicano. Salazar acude frecuentemente a Palacio Nacional para expresar directamente ante el mandatario las preocupaciones de la Casa Blanca y los avances de la relación bilateral, que en diciembre cumple 200 años.

El embajador ha vuelto optimista de la Cumbre de las Américas, que se ha celebrado en Los Ángeles, y toma unos minutos para conversar con EL PAÍS sobre los acuerdos para ordenar la migración en América, la seguridad en la frontera y los planes energéticos del Gobierno mexicano.

Pregunta. En la Cumbre de las Américas hubo resultados relevantes, pero uno fundamental ha sido la migración. ¿Cuál es la perspectiva que a partir de este momento está tomando la Administración sobre el tema?

Respuesta. La Cumbre fue histórica. Y una de las cosas que se enunció fue la declaración de Los Ángeles, que es un reconocimiento de 20 líderes de las naciones de las Américas sobre que necesitamos un acuerdo nuevo para la migración en este hemisferio. Entonces, estamos trabajando en todos los aspectos para crear un sistema nuevo para la migración. Este sistema tiene varios componentes. Uno de ellos es el control de las fronteras de cada país, porque eso se requiere. Otro es ver de qué manera los migrantes pueden hallar trabajos en una forma legal sin entrar en el corredor de los migrantes, que es un camino que ahora domina el crimen organizado. 

P. Los homicidios en México siguen aumentando y existe una preocupación desde Estados Unidos por el tema ¿Cuál es la perspectiva que tiene ante un problema tan complejo?

R. El entendimiento entre Estados Unidos y México es que tenemos que tener seguridad compartida. No se puede obtener nada más en Estados Unidos o en México porque las armas, las drogas y la criminalidad existe en los dos lados de la frontera, y las tenemos que resolver entre las dos naciones. Reconocemos lo difícil que es esto, porque ha sido un problema por mucho tiempo. Estamos trabajando de manera cercana con el Gobierno mexicano, a ver en qué manera se puede resolver la violencia, cómo se puede disminuir y el resultado se verá con el tiempo. Hay diferentes realidades en distintas partes de México, hay Estados donde hay más dificultades. Estamos, siempre con el respeto a la soberanía, ayudando a México. Hay los recursos y los esfuerzos para disminuir la violencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *