Seis días sin noticias de los mineros atrapados en Coahuila: lo que se sabe hasta ahora

La situación se tensa con cada minuto que transcurre sin noticias en la mina de carbón colapsada de Sabinas, Coahuila, en la que el pasado miércoles 10 mineros quedaron atrapados por un derrumbe. Sus familiares, cada día más desesperanzados, todavía esperan volver a ver con vida a los obreros, pero el rescate se prolonga sin que se produzcan progresos palpables. Sobre las dos y media de la tarde del lunes un soldado del Ejército ha descendido al interior de los pozos durante unos minutos para inspeccionar su estado, pero esta primera expedición ha concluido sin ningún avance claro, según un miembro del equipo de rescate. El titular de la la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), Luis Cresencio Sandoval, ha dicho este lunes que estiman poder empezar el operativo de rescate a mitad de esta semana.

Hace seis días, los jornaleros trabajaban en tres pozos a unos metros de Las Conchas, una explotación abandonada hace casi 40 años y llena de agua. Cuando picaban, se encontraron con una filtración del líquido, que en cuestión de segundos inundó los túneles. Cinco hombres, los que faenaban más lejos de la mina en desuso, pudieron salir. El resto quedaron bajo tierra. Esto es lo que se sabe por el momento sobre la situación:

Las probabilidades de rescatar con vida a los mineros disminuyen a cada minuto. Los 10 hombres llevan ya más de seis días atrapados a unos 60 metros de profundidad, sin comida ni agua potable, y en medio de una inundación que en su momento más alto alcanzaba casi un nivel de 40 metros de profundidad. La única esperanza que los expertos valoran —y que los familiares se repiten como un mantra— es que hayan encontrado una burbuja de aire donde poder resistir y esperar a ser salvados. No sería la primera vez que pasa. David Huerta, un exminero veterano, explicó a este diario que hace años otro grupo de mineros sobrevivieron a más de ocho días de derrumbe gracias a una burbuja de aire.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *