La pesadilla televisada de ‘Alito’ Moreno

La gobernadora Layda Sansores pone contra las cuerdas al líder del PRI con la revelación de un nuevo audio y una solicitud de desafuero promovida por la Fiscalía de Campeche y el político anuncia un bloqueo opositor a la militarización del Gobierno en el Congreso.

El escándalo político que ha puesto al líder del Partido Revolucionario Insititucional (PRI) contra las cuerdas tiene su propio show de televisión. “Se va a poner buenísimo”. Así anunció Layda Sansores, la gobernadora de Campeche, la difusión del enésimo audio contra el dirigente priista Alejandro Alito Moreno, en su programa semanal Martes del jaguar. La nueva filtración expone una supuesta negociación entre el dirigente priista y un director de Radio Fórmula, una de las cadenas radiofónicas más escuchadas de México, para obtener espacios y entrevistas a modo para el candidato tricolor al Gobierno de Nuevo León, Adrián de la Garza.

El audio emergió apenas unas horas después de que la Fiscalía de Campeche hiciera público que iba a solicitar al Congreso el desafuero de Moreno, que cuenta con inmunidad judicial al ocupar un escaño como diputado, para acusarlo de enriquecimiento ilícito. “Primero me van a tener que matar, antes que callarme”, ha zanjado Moreno en una rueda de prensa con sus aliados en la oposición este miércoles, en respuesta al último escándalo en el que aparece como protagonista.

¿Sabes qué podemos hacer? Digo, aquí entre amigos, las preguntas que quieres que te haga las cuelo”, se escucha decir a uno de los directores de Radio Fórmula, que abre el menú frente a Moreno para que él elija en qué espacio informativo de la parrilla de la empresa quiere que aparezca su candidato. “Inventan las entrevistas, todo es de mentiritas y solo dicen lo que les conviene, lo que quieren y lo que les pagan”, ha asegurado Sansores en el mensaje que colgó en redes sociales donde comparte la grabación.

En cuatro meses de guerra abierta, Alito ha quedado retratado en múltiples audios lapidarios como un personaje desprestigiado y soez, que habla sin empacho de cómo “a los periodistas hay que matarlos de hambre” o de cómo “vamos a cogernos a los empresarios con esta reforma”. Sansores también ha presentado algunas conversaciones en las que su rival político discute cómo maquillar su contabilidad, hacer negocios aprovechando sus conexiones políticas o desviar recursos a sus familiares. En las grabaciones, el político también presume que tiene un control casi absoluto del PRI, que se encuentra sumido en una crisis política sin precedentes, y que no piensa dejar el timón del partido hasta cumplir su mandato en 2024.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *