Los primeros cuadros de Johnny Depp, donde retrata a sus héroes y amigos, vendidos por 3,5 millones de euros

Tan solo dos meses más tarde de darse a conocer el veredicto del juicio por difamación contra su exesposa, Amber Heard, del que todavía quedan secuelas legales y pagos pendientes, el actor Johnny Depp (59 años) ha aprovechado el tirón mediático y el apoyo que está recibiendo de sus incondicionales fans para lanzar su último proyecto artístico, esta vez a través del retrato, tras anunciar recientemente que también está a punto de lanzar su primer álbum musical.

El protagonista de Piratas del Caribe ha obtenido más de tres millones de libras (3,5 millones de euros) con la venta de 780 litografías de edición limitada y firmadas por el actor, dentro de su colección de debut titulada Amigos y Héroes, a través de la galería británica Castle Fine Art. Fue el pasado jueves cuando Depp anunció la venta de sus obras a través de su cuenta de Instagram donde acumula más de 27 millones de seguidores, lo que llegó a bloquear la página web de la galería. Las obras individuales enmarcadas tienen un precio desde 3.950 libras (4.700 euros) hasta 14.950 libras (17.850 euros). Desde la galería de arte, han informado que la colección está “oficialmente agotada” siendo “la venta más rápida hasta la fecha, ya que se agotó en tan solo unas horas”.

Inspirándose en amigos o en estrellas icónicas, la colección incluye retratos de figuras como los cantantes Bob Dylan, amigo y héroe personal del actor; Keith Richards, en quien Depp se inspiró para crear a su personaje Jack Sparrow, y actores como Al Pacino, amigo íntimo desde que protagonizaron el drama criminal Donnie Brasco (1997) y la legendaria actriz Elizabeth Taylor.

“Siempre he usado el arte para expresar mis sentimientos y reflexionar sobre las personas que más me importan, como mi familia, amigos y la gente que admiro”, ha declarado en la web de Castle Fine Art el artista, quien define su arte como una mezcla entre “pop y callejero”. La galería describe su trabajo como una creación “a partir de referencias fotográficas” donde “cada imagen se ha reducido a una representación más simple e icónica del sujeto, que luego Johnny ha desarrollado y energizado con sus característicos trazos a mano alzada”.

Esta venta se produce tan solo unos días más tarde de que una jueza de Virginia negase la petición de la actriz Amber Heard de realizar un nuevo juicio por difamación contra Johnny Depp. Los abogados de Heard presentaron una moción en la que pedían a la jueza anular el veredicto, el cual benefició con 10,35 millones de dólares a Depp. La razón, según la defensa, es que la sentencia no cumplía con las suficientes pruebas durante el juicio. El pleito fue uno de los más seguidos de los últimos tiempos, llegándose a comparar con el de O.J. Simpson en 1995, que llegó a ser bautizado como “el juicio del siglo”. Tras el veredicto, varios colectivos feministas alertaron del daño que puede hacer al movimiento Me Too por el riesgo de disuadir a mujeres que hayan sufrido maltrato, abusos o violencia sexual a denunciar por miedo a futuras demandas por difamación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *