Los médicos expresan su “precupación” por la salud de Isabel II

El Palacio de Buckingham ha anunciado que “la reina permanece bajo supervisión médica”. Carlos de Inglaterra y su esposa Camilla Parker Bowles han llegado ya a Balmoral.

“Después de un examen médico realizado esta mañana, los médicos de la Reina están preocupados por la salud de Su Majestad y han recomendado que permanezca bajo supervisión médica”. Con esta escueta nota, el Palacio de Buckingham ha desatado la alarma en el Reino Unido este jueves. Isabel II (96 años) permanece en el castillo de Balmoral, su residencia de verano, y se mostró en público el pasado martes, cuando recibió a la nueva primera ministra, Liz Truss, para encargarle la formación de un Gobierno. Desde entonces, sin embargo, se ha sabido que la monarca ha cancelado su reunión semanal con el Consejo Privado, el grupo de notables con el que discute cada semana —normalmente, por videoconferencia— asuntos de Estado. Estaba previsto que tomara juramento a los nuevos ministros que debían incorporarse a ese consejo.

Desde hace varios meses, la Casa Real británica ha informado puntualmente de los “problemas de movilidad” que sufre Isabel II, que han obligado a reducir su agenda y cancelar varios actos públicos. Por primera vez en setenta años de reinado, la reina recibió en Balmoral, y no en el Palacio de Buckingham, en Londres, a la nueva primera ministra.

“Todo el país está profundamente preocupado por las noticias surgidas este mediodía desde el Palacio de Buckingham. Mis pensamientos, y los pensamientos de todos los ciudadanos a lo largo de nuestro Reino Unido, están con Su Majestad La Reina y con su familia en estos momentos”, ha escrito Truss en su cuenta oficial de Twitter.

Carlos de Inglaterra, el heredero del trono, ha llegado ya a Balmoral, igual que su esposa, Camilla Parker-Bowles. Su hijo Guillermo, el duque de Cambridge viaja hacia la residencia, al igual que el resto de hijos de la reina, Andrés y Eduardo. La princesa Ana ya está también en la residencia de Escocia. El príncipe de Gales ha aumentado durante este verano la regularidad de las visitas a su madre, lo que ya despertó cierto recelo en la prensa británica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *