El mundo despide con encendidos elogios a una “reina de corazones”

<> on June 24, 2015 in Berlin, Germany.

La primera ministra británica declara el final de una “segunda era isabelina” de esplendor en Inglaterra tras la muerte de la veterana monarca.

Con una rara unanimidad en los elogios, el mundo ha despedido a Isabel II como si se marchara para siempre una parte de la historia de cada país. Los silencios han sido menos elocuentes que las elegías globales hacia una figura que ha estado presente en la vida de todas las generaciones vivas en el planeta. Reino Unido ha proclamado con solemnidad el final de toda una era, por boca de la flamante primera ministra, Liz Truss, quien declaró la conclusión de “una segunda época isabelina”, en referencia al auge y esplendor de la monarquía inglesa en el siglo XVI con Isabel I. “La corona pasa, como ha sucedido durante más de mil años, a nuestro nuevo monarca”, anunció en un comunicado la jefa de Gobierno conservadora.

El secretario general de la ONU, el portugués António Guterres, fue uno de los primeros en alabar a “una buena amiga” que representaba “una presencia reconfortante durante décadas de cambios a escala mundial”. El esperado último reconocimiento en países como Canadá —”una figura constante en nuestras vidas”, dijo el primer ministro Justin Trudeau— o Australia, en los que ha seguido siendo soberana de modo apenas formal, se ha visto incluso superado por los sentidos pésames de los vecinos europeos, como “reina de corazones” en palabras del presidente francés, Emmanuel Macron, que ha dejado una huella indeleble en el siglo XX.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *