El ejército israelí mata a seis palestinos en la incursión en Cisjordania más letal del año

El ejército israelí ha efectuado en la madrugada de este martes varias incursiones en el territorio ocupado de Cisjordania en las que ha matado a seis palestinos, entre ellos, Wadea al Huh, líder de La Guarida de los Leones, la nueva milicia de la ciudad de Nablus, convertida en su principal dolor de cabeza. En la redada en la casba de Nablus —la mayor del año en Cisjordania― perdieron la vida cinco palestinos, más de 20 resultaron heridos y las fuerzas israelíes detonaron un escondrijo para elaborar explosivos.Miles de personas han participado en la procesión fúnebre, en la que se transportaron los cadáveres entre gritos de venganza y cantos patrióticos. Los soldados israelíes mataron además a un adolescente en Nabi Saleh, un poblado al norte de Ramala, según el Ministerio de Sanidad palestino.

La jornada, a apenas siete días de las elecciones en Israel, muestra el deterioro de la situación en Cisjordania, donde en lo que va de mes, un palestino muere de media cada día por fuego israelí. También han fallecido dos soldados israelíes. El número de víctimas mortales palestinas en 2022 (más de 120) carece de precedentes desde 2015 y ya es casi el mayor desde la Segunda Intifada (2000-2005).Skip Ad

Durante la operación en Nablus, en la que participó una fuerza antiterrorista de élite, “decenas de palestinos quemaron neumáticos y lanzaron piedras contra las tropas, que respondieron con disparos contra los sospechosos armados que les disparaban”, ha informado el ejército israelí en un comunicado. “Múltiples sospechosos armados fueron alcanzados”, ha agregado. El primer ministro israelí, Yair Lapid, ha confirmado a la radio pública Kan que uno de ellos es Al Huh. “Tienen que saber que llegaremos a ellos allí donde estén. Israel jamás parará de actuar por su seguridad y haremos lo que haya que hacer con el objetivo de reducir el terrorismo y asegurarnos de que no se toca a los ciudadanos israelíes”, ha indicado. Medios palestinos apuntan a que el miliciano pereció en el tiroteo que se desencadenó cuando las tropas israelíes rodearon su vivienda.

Un vehículo calcinado tras la redada israelí, este martes en Nablus.
Un vehículo calcinado tras la redada israelí, este martes en Nablus.RANEEN SAWAFTA (REUTERS)

De la veintena de palestinos heridos, cuatro están en estado crítico, según fuentes médicas palestinas. Ningún soldado israelí resultó herido en los enfrentamientos. En las redes sociales se pueden ver vídeos de choques entre palestinos y el ejército a la entrada de vehículos militares en Nablus. Los soldados detonaron un apartamento que servía como escondrijo para la elaboración de explosivos y era utilizado por los principales militantes de La Guarida de los Leones (Arín al Usud, en árabe), señala la nota.

El comité de coordinación de las facciones palestinas en Nablus ha declarado un “día de la rabia” y convocado una huelga general, mientras que el presidente palestino, Mahmud Abbas, ha efectuado “contactos urgentes para detener la agresión”, ha informado su portavoz, Nabil Abu Rudeina, en un comunicado. Ismail Haniye, el líder político del movimiento islamista Hamás, que controla Gaza, ha asegurado que las muertes “solo encenderán la revolución en Cisjordania”.

Palestinos transportan el cadáver de Wadea al Huh, este martes en Nablus.
Palestinos transportan el cadáver de Wadea al Huh, este martes en Nablus.JAAFAR ASHTIYEH (AFP)

En Nabi Saleh, los soldados fueron recibidos a pedradas por jóvenes de la zona. Según el ejército israelí, uno de ellos “les arrojó un artefacto explosivo”, a lo que los militares “respondieron con disparos” e identificaron “haber dado en el blanco”.

La Guarida de los Leones, cuya popularidad ha crecido en los últimos meses gracias a la difusión de sus operaciones en TikTok y Telegram, es un grupo armado de reciente creación que ejemplifica la estructura descentralizada y local que prefiere la nueva generación de combatientes palestinos. Tiene alrededor de un centenar de miembros, que principalmente repelen las incursiones en Nablus del ejército israelí o lanzan ataques sorpresa contra soldados y colonos. Es responsable, entre otros, de la muerte de un sargento israelí en un ataque contra un puesto fronterizo, el pasado día 11; de un intento de atentado en Tel Aviv, y de la colocación de un explosivo en una gasolinera (que fue retirado), señala el comunicado militar israelí.

Uno de sus principales miembros, Tamer al Kilani, de 33 años, murió a primera hora del lunes por la explosión de su motocicleta, un medio de transporte muy popular entre los milicianos por la facilidad de movimiento que confiere. El grupo armado acusa a Israel, que guarda silencio, y apunta a que un colaborador palestino activó por control remoto un explosivo adherido al vehículo. El modus operandi ―similar al de “asesinatos selectivos” similares atribuidos a los servicios secretos israelíes― llevaba casi dos décadas ausente en Cisjordania; de confirmarse, desde la Segunda Intifada. Yossi Yehoshua, corresponsal de asuntos militares del diario israelí Yediot Aharonot, ha interpretado la operación como una prueba de debilidad del país. “Una decisión de este tipo no apunta a que Israel haya obtenido un alto grado de disuasión, más bien lo contrario. Magnifica enormemente a esta pequeña organización [La Guarida de los Leones] cuando el gran Israel evita asumir la autoría y usa un método que empleó en el pasado para matar a terroristas de primera línea”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *