Los despidos de Amazon alcanzarán la cifra récord de 18.000 empleados

La compañía ha ejecutado ya miles de bajas, pero planea comunicar los recortes a nuevos afectados a partir del 18 de enero.

El recorte de plantilla de Amazon será mayor de lo que se calculaba inicialmente. El gigante tecnológico y del comercio electrónico fundado por Jeff Bezos empezó a despedir en noviembre pasado a miles de empleados, pero el ajuste será mayor de lo esperado y alcanzará los 18.000 empleos, según ha anunciado este miércoles la compañía. Con ello, la cifra supera los 11.000 despidos anunciados por Meta el pasado año y se convierte en el mayor recorte llevado a cabo por una de las grandes tecnológicas.

Con un millón y medio de empleados, Amazon es la segunda empresa estadounidense con una mayor plantilla, solo por detrás de Walmart. Los 17.000 despidos suponen poco más del 1% del empleo total de la compañía con sede en Seattle (Washington), pero superan ampliamente los 10.000 puestos de trabajo a los que se había calculado inicialmente que afectaría el ajuste.

“Como parte de nuestro proceso de planificación anual para 2023, los directivos de toda la empresa han estado trabajando con sus equipos y analizando sus niveles de plantilla, las inversiones que quieren hacer en el futuro y priorizando lo que más importa a los clientes y la salud a largo plazo de nuestras empresas. La revisión de este año ha sido más difícil dada la incertidumbre de la economía y que hemos contratado rápidamente en los últimos años”, comienza su mensaje Andy Jassy, consejero delegado de Amazon.

“En noviembre, comunicamos la difícil decisión de eliminar una serie de puestos en nuestros negocios de Dispositivos y Libros, y también anunciamos una oferta de reducción voluntaria para algunos empleados de nuestra organización de Personas, Experiencia y Tecnología (PXT). También compartí que no habíamos terminado con nuestro proceso de planificación anual y que esperaba que hubiera más reducciones de puestos a principios de 2023. Hoy quería compartir el resultado de estas nuevas revisiones, que es la difícil decisión de eliminar funciones adicionales. Entre las reducciones que hicimos en noviembre y las que compartimos hoy, tenemos previsto eliminar algo más de 18.000 funciones”, continúa. El mensaje ha sido compartido con la plantilla y publicado por Amazon en su web.

Las divisiones más afectadas serán las de tiendas (Amazon Stores) y el de PXT, que es como ha bautizado el grupo a su área de recursos humanos. El anuncio de los despidos se ha precipitado tras una información publicada por The Wall Street Journal, que los cifraba en 17.000 y señalaba que los despidos se concentrarán en el centro corporativo. “Normalmente esperamos para comunicar estos hechos hasta que podemos hablar con las personas directamente afectadas. Sin embargo, dado que uno de nuestros compañeros de equipo filtró esta información al exterior, hemos decidido que era mejor compartir esta noticia antes para que podáis conocer los detalles directamente de mi boca”, indica Jassy.

La empresa tiene la intención de comunicarse con los empleados afectados (o, en su caso en Europa, con los órganos de representación de los trabajadores) a partir del 18 de enero. No ha publicado desglose de afectados por países, pero lo previsible es que se concentren en Estados Unidos, su mayor mercado y donde reside el grueso de las funciones corporativas. Amazon ofrecerá a los afectados paquetes que incluyen una indemnización por despido, prestaciones transitorias del seguro médico y ayuda externa para encontrar trabajo.

“Amazon ha superado situaciones económicas inciertas y difíciles en el pasado, y seguiremos haciéndolo”, dice el primer ejecutivo de la compañía fundada por Jeff Bezos.

La oleada de despidos en compañías tecnológicas sumó más de 150.000 empleos el pasado año, según los cálculos de la web layoffs.fyi, que computa los anuncios y noticias al respecto. Para muchas empresas tecnológicas, la pandemia fue una época dorada gracias al cambio de hábitos de consumo. La vuelta a la normalidad, errores de estrategia, excesos de contrataciones y el frenazo de la economía han dejado una resaca de decenas de miles de despidos en el sector pese a la fortaleza del mercado laboral estadounidense, en el que la tasa de paro se encuentra cerca de los mínimos de los últimos 50 años.

El año 2023 no ha empezado con mejor pie. Salesforce se suma a la oleada de despidos de empresas tecnológicas. La compañía ha aprobado un recorte de aproximadamente un 10% de su plantilla, lo que supondrá unos 8.000 despidos, dentro de un plan de reestructuración para reducir los costes y mejorar los márgenes operativos, según ha comunicado este miércoles a la Comisión de Valores y Bolsa de estados Unidos (la SEC).

Además de Amazon, entre las empresas que anunciaron recortes de plantilla el año pasado está Meta (Facebook), con 11.000 despidos en parte por las pérdidas derivadas de su fallida apuesta por el metaverso. Twitter recortó la plantilla de 7.500 trabajadores a la mitad con la llegada de Elon Musk, a lo que se sumó luego una oleada de dimisiones de cientos de empleados. La red social Snap anunció en agosto el despido del 20% de su nómina de empleados, más de 1.000 trabajadores, tras un frenazo en su crecimiento y unas pérdidas multimillonarias. El fabricante de bicicletas estáticas conectadas Peloton se sumó en octubre con más de 4.000 empleados y Netflix, con unos 500.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *